El conflicto entre Bobby Kotick y Tim Schafer sigue candente, y es que después de que el creativo llamara “imbécil total” al CEO de Activision, y éste contestara oficialmente a sus insultos un mes después, el ejecutivo ha vuelto a hablar con la prensa sobre este tema.

“Lo que contó Schafer no fue lo que pasó”, explicó Kotick. “No conozco a Tim Schafer, y nunca tuve ningún encuentro con él. No tuve ninguna relación con la decisión de Vivendi de hacer negocios con él, y yo tenía un conocimiento muy limitado sobre lo que estaba pasando. El tío se marchó y firmó un acuerdo con Electronic Arts por millones de dólares, y se fue debiendo dinero a Vivendi”.

“Vivendi adelantó a Schafer entre 15 y 20 millones de dólares y el falló en todas sus promesas, y también en todas las fechas de entrega como es costumbre en Tim”, declaró el ejecutivo de Activision al portal Joystiq.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.