El lateral izquierdo del Chelsea, Ashley Cole, es un adicto a los videojuegos según el tabloide The Sun, y más concretamente a Call of Duty: Black Ops, la nueva entrega de las bélicas series de Activision.

“Ashley realmente está invirtiendo un montón de horas desde que tiene su último videojuego, Black Ops”, declara la fuente del diario. “Siempre que puede está en su consola. Donde se ha convertido en uno de los jugadores de rango más alto”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.