El ya conocido CEO de Activision, Boddy Kotick, considera que la franquicia Call Of Duty es “un homenaje a la valentía, a la dedicación y al sacrificio” de los militares estadounidenses.

“Tal vez por eso nuestros soldados, nuestros marineros, nuestros hombres y mujeres del aire y los marines establecidos en todos los lugares peligrosos del mundo, así como todos los miembros de las fuerzas armadas en el país, lo han adoptado como el videojuego número uno que juegan”, refiriéndose a la serie.

Además, Bobby Kotick ha prometido que destinará un millón de dólares a la Fundación Call of Duty, que ayuda a los soldados norteamericanos en la transición hacia la vida civil tras el paso por el servicio militar.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.