Howard Stringer, presidente de Sony Computer Entertainment, ha hecho pública una carta oficial en nombre de la compañía Japonesa por la que se dirige directamente a los aficionados.

“Soy consciente de la frustración que habéis sentido durante este tiempo todos vosotros”, declara Stringer. “Permitidme que os asegure que los recursos de esta compañía se han centrado en investigar todos los detalles sobre la naturaleza y el impacto del cyber-ataque que hemos experimentado, y en solucionarlo. Estamos dedicados absolutamente a restaurar completa y de un modo totalmente seguro los servicios tan pronto como sea posible, y a recompensar vuestra paciencia. Es lo mínimo que podemos hacer y estamos resueltos a hacerlo”.

“Hasta el momento no hay evidencia confirmada de que se haya hecho un uso indebido de cualquier información personal o de alguna tarjeta de crédito, y continuaremos monitorizando de cerca la situación. También estamos avanzando en los planes que respectan a proteger a nuestros clientes de todo el mundo, sobre posibles robos de su identidad”, continúa el comunicado. “Hoy mismo se lanzaba un programa para los usuarios de PlayStation Network y Qriocity en Estados Unidos, que incluye una póliza de seguros contra robo de identidad por usuario, por valor de 1 millón de dólares; y se harán anuncios para otras regiones del planeta muy pronto”.

“Como compañía, nosotros (y yo mismo), nos disculpamos por las molestias y la preocupación causada por este ataque”, explica Stringer. “Bajo el liderazgo de Kazuo Hirai hemos tenido equipos trabajando sin parar y por todo el mundo, para restablecer vuestro acceso a nuestros servicios tan rápidamente y del modo más seguro que nos fuera posible”.

“Sé que algunos de vosotros pensáis que deberíamos haber notificado de todo esto a nuestros clientes antes de lo que lo hicimos. Tan pronto como descubrimos el potencial alcance de la intrusión, inhabilitamos los servicios de PlayStation Network y Qriocity, y contratamos a los mejores técnicos expertos en la materia para determinar qué había ocurrido”, asegura el ejecutivo. “Hubiera querido haber tenido las respuestas que necesitábamos antes, pero los análisis forenses suponen un proceso complejo y que requieren su tiempo. Los hackers, después de todo, lo hacen lo mejor que pueden para cubrir su rastro, y llevó algún tiempo a nuestros expertos encontrar dichos rastros y comenzar a identificar qué información personal habían (o no habían) cogido”.

“En los últimos meses Sony ha hecho frente a un terrible terremoto y un tsunami en Japón. Pero ahora nos enfrentamos a un ataque criminal cometido por la mano del hombre contra nosotros (y contra vosotros), y estamos trabajando con el FBI y otras agencias de las fuerzas del orden de todo el mundo para arrestar a los responsables”, asume Stringer. “En los próximos días restableceremos el servicio en red y os daremos de nuevo la bienvenida a nuestra oferta de entretenimiento. Quería personalmente haceros saber a todos nuestro compromiso de utilizar todos nuestros recursos para proteger toda vuestra información mejor que nunca, y traeros de vuelta todo aquello para lo que os inscribisteis: todos esos grandes videojuegos y esas experiencias de diversión que esperáis os ofrezca Sony”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.