Demon’s Souls destacó en su día por su elevada dificultad y todo parece indicar que su secuela espiritual, Dark Souls, irá por el mismo camino. Así lo ha declarado el director del juego, Hidetaka Miyazaki, que ha asegurado que los jugadores piden más dificultad y él no tiene intención de poner las cosas fáciles.

No en vano, éste promete ser “el juego más difícil” del estudio From Software, un equipo que está desarrollando el juego con la mentalidad de hacer un trabajo desafiante a todos los niveles. Y es que Miyazaki ha asegurado que “no tiene intención de hacer el juego fácil.” De hecho, prosigue, “quiero que sea más difícil.”

En este sentido, el director del proyecto ha comentado que quiere que los jugadores “sean capaces de superar cualquier obstáculo simplemente aprendiendo de los errores y estando muy atentos. Las razones del fracaso deben ser siempre claras y comprensibles, ya que cada problema tendrá muchas soluciones y serán los jugadores los que decidirán qué camino elegir”, concluye.

Por eso, Miyazaki ha insistido en la idea de que los controles “no pueden ser un factor de dificultad”, lo que ya denota la preocupación del estudio por crear un título fácil de jugar pero difícil de superar.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.