El director de Elder Scrolls V: Skyrim, Todd Howard, ha explicado los motivos que han llevado a su estudio a no desarrollar una vertiente multijugador para este esperadísimo juego de rol que se estrenará el 11 de noviembre del presente año.

Así, en palabras de Howard, ésta es una de las facetas jugables que más le piden los aficionados, pero siempre que intentan introducirla en la serie nunca encuentran la forma de hacerlo de forma divertida.

“Las dos características más demandadas eran dragones y el multijugador”, explica. “Esta vez tenemos una de ellas”, prosigue, “pero siempre que piensan en el multijugador ponen muchas ideas sobre la mesa y siempre pierde” frente a otras novedades. “No es que no nos guste, pero no podemos pensar en formas de que sea divertido.”

Por otro lado, crear un modo multijugador implicaría también alargar considerablemente el tiempo de desarrollo del juego, amén de obligar a sus creadores a dividirse en dos equipos, por lo que la experiencia para un solo jugador saldría perdiendo, comenta el productor de Skyrim.

“Al final del día, el tiempo de desarrollo iba a impedir que hiciéramos el mejor juego para un solo jugador, y ahí es donde están nuestros corazones.”

Zanjado este asunto, Howard ha confirmado que el juego tendrá la mismas dimensiones geográficas y los mismos contenidos, más o menos, que Oblivion. “Digo que más o menos porque la escala siempre cambia algo, y las cosas como montañas cambian el sentido de la geografía y el tiempo que te lleva llegar a los sitios”, explica.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.