La compañía Emergent, desarrolladora del engine gráfico de The Elder Scrolls IV: Oblivion y Fallout 3, ha anunciado un acuerdo con una empresa coreana para venderles el engine que ha popularizado Bethesda Softworks con su empleo para el género rolero.

“Scott Johnson, el antiguo CEO de Emergent, ha trabajado de forma diligente para asegurarse de la transición positiva de la propiedad del motor Gamebryo durante todo el proceso de adquisición”, declaró David Brame, actual vicepresidente de la compañía.

El motor gráfico Gamebryo existe desde 2003, y parece haber sido vendido por motivos económicos. El estudio que lo empleará responde al nombre de Gamebase, y parece que lo empleará para un nuevo equipo que pretende fundar en Estados Unidos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.