La distribuidora norteamericana Take-Two ha repasado públicamente los resultados económicos de sus grandes franquicias, asegurando que con los 20 millones de copias acumuladas por Grand Theft Auto IV, las series de Rockstar alcanzan ya un centenar de millones de unidades vendidas.

Otras sagas de Rockstar como Max Payne o Midnight Club han vendido unos totales de 18 y 7 millones respectivamente; mientas que Bioshock ha logrado hacer llegar a los aficionados 8 millones de copias con sus dos entregas en las tiendas. GearBox, en última instancia, vendió 4 millones de copias de su Borderlands, mientras que 2K Czech y Firaxis vendieron 5 y 10 millones de copias respectivamente de sus sagas Mafia y Civilization.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.