Un grupo de antiguos accionistas de Harmonix, entre los que se incluyen los fundadores de este estudio, Alex Rigopulos y Eran Egozy, han demandado a la actual propietaria de la serie Rock Band, Viacom, reclamándole una serie de primas que no llegaron a recibir tras el éxito cosechado por esta serie de juegos musicales.

En la demanda se destaca que ambas partes alcanzaron un acuerdo en 2006, momento en el que Viacom se hizo con Rock Band, por el cual se primaría a Harmonix en base al rendimiento económico de la serie. Estas primas, que ascendían a 150 millones de dólares, se fueron pagando hasta que en 2008, Viacom renegoció los acuerdos de distribución con Electronic Arts –que decidió convertirse en la distribuidora de la serie- perjudicando en este movimiento a Harmonix, que no volvió a recibir estas primas según indican los demandantes.

Este revuelo se produce semanas después de que Viacom y MTV Games hubieran anunciado la puesta en venta del estudio Harmonix, tras la caída en los beneficios reportados por la serie Rock Band.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.