Jonathan Blow, el principal responsable creativo del genial Braid, ha hablado con el magazín PC Gamer sobre el cada vez más fuerte fenómeno de los videojuegos sociales, declarando que éstos son la definición de lo maligno.

“Tratan de utilizar a tus amigos como recursos para progresar en el juego, lo que es radicalmente opuesto a la definición real de amistad”, aseguró Blow. “No hay otra palabra para describirlo a excepción de maligno. Por supuesto puedes discutirlo todo, pero la definición de maligno en el mundo real es la del egoísmo para el detrimento de otros y para el detrimento del mundo, y eso es exactamente de lo que tratan estos juegos”.

“La cosa es que estos juegos están diseñados para parecer muy brillantes y amigables o lo que sea… así que es muy difícil para la gente el darse cuenta de cómo estos juegos y su diseño afectan al mundo”, comentó el creativo. “Es muy diferente para ellos el ver cómo podría ser algo perjudicial para alguien. Simplemente lo ven como: `¡Oh! Estoy haciendo click en cosas… ¡lo estoy pasando bien!´”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.