Windows Phone 7 cuenta con un sistema operativo que disfruta de integración con Xbox Live, algo en lo que Microsoft ha insistido mucho durante el desarrollo de su teléfono móvil. Multijugador, rankings on-line, servicio de mensajería… De momento las características del dispositivo son generosas merced a esta integración, pero Microsoft planea expandirlas todavía más con conexión entre Kinect y el propio Windows Phone 7.

El vídeo que acompaña a la noticia forma parte de la demostración mostrada ayer en el Mobile World Congress de Barcelona, y muestra una versión multijugador de un juego de Bolls de Kinect Adventure en el que los jugadores usan sus teléfonos móviles para guiar las bolas que el jugador de Kinect trata de esquivar.

De momento no hay noticias sobre si esta demo llegará a lanzarse alguna vez en público en formato finalizado, pero de momento es una demostración muy clara de lo que los de Redmond tratan de conseguir en cuanto a interconexión de diferentes sistemas y periféricos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.