El éxito moderado de Alan Wake ha hecho dudar de que finalmente veamos una secuela del thriller psicológico de Remedy. Sin embargo, todas las posibilidades están abiertas, y más gracias a una nueva oferta de empleo que la propia compañía ha colgado en su página web.

Remedy está actualmente buscando un programador especializado en controles por detección de movimiento para “un proyecto en consola triple A”, para trabajar en “la próxima iteración del motor único de Remedy usado en Alan Wake”.

Además, entre los requisitos concretos, señalan que esta persona debe tener “experiencia en la tecnología de control por movimiento (por ejemplo Kinect)”, especificando el anuncio de forma concreta.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.