El portal Wired, saco algunos extractos del libro de Jamie Russell: Generations Xbox: How Videogames Invaded Hollywood, mas concretamente hizo referente al fallo de Halo en la pantalla grande.

“Para asegurarse ese tipo de acuerdo, Microsoft necesitaba estar lista. Lo que es más importante, necesitaba tener un guión, así que le pagó a Alex Garland (28 Días Después) 1 millón de dólares. El guión estaba supervisado por Microsoft, así que eso para bien o para mal suponía que el juego estaba fuertemente enraizado en la mitología del videojuego”.

“Microsoft, una importante compañía global, estaba acostumbrada a hacer las cosas a su manera, y no estaba preparada para doblegarse ante Hollywood. Se sabía que Halo era la joya de las películas de videojuegos y podía ser un verdadero éxito de taquilla. De acuerdo con Variety Microsoft quería 10 millones de dólares contra un 15% de taquilla, además de un presupuesto por encima de los 75 millones de dólares y una producción rápida”.

Por esto ultimo, la película termino cancelándose por problemas monetarios y por la imposibilidad de Microsoft de “reducir la cuantía del acuerdo, algo que provocó que éste fuera demasiado caro”. Según sus palabras, la película “podía haber sido Avatar”.