Hace escasos días que Kinect se ha estrenado en Norteamérica, pero desde ayer corre el rumor de que el periférico podría haber sido hackeado, mostrando vídeos en los que un usuario hace un supuesto uso de este sistema de control por movimientos en un PC con Windows 7 instalado.

Microsoft ha querido salir al paso declarando que el término “hackeado” es incorrecto porque, como explican en GameSpot, “el software y el hardware que forman parte de Kinect no han sido modificados.”

Según explica la compañía, “lo que ha pasado es que alguien ha creado drivers que permiten a otros aparatos interactuar con Kinect para Xbox 360.

Dicho esto, los de Redmond han advertido que “la creación de estos drivers para usar Kinect en otros aparatos no está permitida, recomendado fervientemente que los compradores de Kinect lo usen en su consola para obtener la mejor experiencia posible.”

Este sistema de control por movimientos se estrena mañana mismo en nuestro país para Xbox 360.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.