La esperada reacción de Satoru Iwata, el presidente de Nintendo, se ha producido por fin al hilo del reciente anuncio de NGP, la nueva consola portátil de Sony. El ejecutivo de la compañía Japonesa, muy diplomático, ha dejado la decisión en manos de los aficionados.

“Están intentando atraer a los consumidores desde una dirección diferente de la nuestra. La gente decidirá cuál es la correcta”, aseguró Iwata. “Nintendo no es el tipo de compañía que piensa en cómo puede poner oposición al producto de otra compañía”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.