Nuevo episodio en el conflicto entre LG y Sony, y es que si hace unas semanas informábamos que la primera interponía un recurso legal contra la segunda por un problema de patentes, hoy las fricciones entre ambas compañías han dado un paso más con la incautación de miles de PlayStation 3 del mayor almacén europeo por parte de la policía holandesa.

Según parece LG ha ganado el primer paso del recurso en Holanda con el triunfo de congelar todas las entregas de nuevas PlayStation 3, lo que significa que en Países Bajos la policía está confiscando consolas de Sony no sólo en stock en almacén, sino que incluso tiene permiso para hacerse con los aparatos ya distribuidos en hogares de particulares.

“Tomaremos las medidas adecuadas, incluyendo una reclamación en oposición a los tribunales holandeses”, declara Sony al respecto de la noticia hecha pública por el diario The Guardian. “Toda la demanda interpuesta por LG es únicamente preliminar, lo que ha resultado en congelaciones temporales de nuestro stock, y esto no significa que se hayan aceptado de forma definitiva las alegaciones de LG”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.