Tras el increíble “Dishonored” del 2012, Bethesda lanza al mercado esta secuela llena de una nueva venganza, más sigilo, más poderes y un nuevo personaje.

La historia esta vez se sitúa exactamente 15 años después de los eventos del primer juego, en la conmemoración del asesinato que desencadenó todos los eventos pasados. En medio de esta conmemoración, se da un golpe de estado con la supuesta hermana de Jessamine. A partir de este punto el juego nos presenta la opción de seguir 2 posibles historias: la de Corvo Attano (personaje principal de la entrega anterior) o su hija Evelyn Kaldwin. Esto nos presenta dos modos historia, que si bien pasan por los mismos escenarios, nos permite una perspectiva y una historia diferente, dándole mayor valor de rejugabilidad.

Emily y Corvo, padre e hija asesinos

En cuanto a jugabilidad, el fantástico y creativo combate del primer juego se mantiene, agregandonos más poderes y habilidades para deshacernos de nuestros enemigos de forma sigilosa, o asesinando a todos en plena vista. Además, se agrega un nuevo sistema de mejora de habilidades, el cual permite personalizar su forma de uso, ya sea para un enfoque más violento o más pacifista. Cada personaje cuenta con sus propias habilidades, y el diseño de los niveles nos permite aprovechar al máximo de ellos, permitiéndonos formas variadas de poder cumplir cada objetivo, además de contar con misiones extra y mercados negros ocultos en los cuales podemos comprar mejoras para nuestros items, así como comprar municiones y otras cosas útiles.

Por el lado de la historia, la misma se desarrolla de una forma un tanto caótica y rápida, y si uno no se toma el tiempo de explorar y absorber todo se puede volver confusa. Además las actuaciones de voz (por lo menos en ingles) dejan un tanto que desear, variando entre decentes y mediocres. Algunos personajes simplemente suenan como si estuvieran solo leyendo sus líneas. Esto acompañado de un lip sync bastante malo genera que algunos eventos no den el impacto deseado. A pesar de esto, el mundo en si es increíble, y la cantidad de notas, audios o incluso diálogos de la gente pintan una ciudad apasionante, logrando que en lo personal pase tranquilamente 5 o 10 minutos leyendo y escuchando todo. Sumando que el diseño de los mapas en si son hermosos, esto hace que disfrute revisar cada rincón en búsqueda de más.

La paleta de colores y el diseño cuasi “steampunk” da unas visuales fantásticas

Otro detalle a tener en cuenta es que, si bien en Playstation 4 el juego funciona relativamente fluido, hay caídas de FPS bastante importantes, sobre todo durante las cinemáticas. Y en PC hay una enorme cantidad de quejas por mala optimización, aunque Bethesda ya anuncio un enorme parche de 11GB para solucionarlo.

 

En conclusión, si bien tiene problemas en el apartado gráfico y de perfomance, eso no quita que claramente esta es una de las mejores sagas de juegos de sigilo, con combates excelentes, exploración llena de recompensas, 2 personajes jugables y un diseño increíble, Dishonored 2 no se lo deben perder.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.