Uno de los co-fundadores de Remedy, Petri Järvilehto, va a empezar una nueva era profesional en las filas de Rovio, los creadores de Angry Birds.

A partir de ahora ocupará su nuevo cargo de vicepresidente senior de desarrollo para consolas, y es que Rovio desea llevar su exitoso Angry Birds a las consolas actuales y próximas, convirtiéndolo en una franquicia importante.

“Queremos hacer de Angry Birds una franquicia de larga duración, y vemos a las consolas como una forma de ofrecer una experiencia aún más entretenida, potente e inmersiva”, declaraba en nota de prensa el propio Järvilehto.

Aprovechando este anuncio, la propia Rovio ha hecho oficial que van a llevar a Nintendo 3DS los tres juegos de Angry Birds lanzados, para salida a finales de año.

Angry Birds ya desembarcó en PSN el pasado mes de enero, con versiones para Wiiware y XBLA también planeadas.

Actualmente Remedy está desarrollando Death Rally para el iPhone y el iPad, y se rumorea que ya trabajan con la segunda entrega de Alan Wake.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.