En el portal Ingles ComputerandVideogames, el presidente de Sony Computer Entertainment, Andrew House, comento sobre el futuro de las consolas de Sony y no quiso decir absolutamente nada de la PlayStation 4.

“No creo que estemos contemplando nada que tenga que ver con nuevas consolas en este momento. Pero hay una cosa que es importante, y que en contraste con nuestros competidores tenemos, en particular con PlayStation 2, demostrado que dominamos el ciclo de vida de nuestra consola y que nos aseguramos de su rentabilidad para nuestros socios de distribución”.

“Creo que esto es, en parte, por el alcance global de Sony a nivel de distribución, infraestructura y marketing. En numerosos mercados trabajamos conjuntamente con operaciones bien establecidas en cuanto a electrónica, y podemos migrar fuera en otros mercados emergentes de una forma mucho más fácil y sostenible que para nuestros competidores”.

“En el futuro hay claramente montones de oportunidades en relación a modelos de negocio alrededor de juegos, y estamos interesados en explorarlas todas. Algunas de nuestras compañías ya tienen una porción en el modelo gratuito, pero desde mi punto de vista todavía hay algunas barreras significativas para las soluciones en streaming en las consolas de más alta calidad HD“.

“Ya hablemos de servicios móviles o cloud-gaming, hay oportunidades ahí fuera para contenidos más casuales y, en nuestro caso, para contenidos a nivel de legado que definitivamente queremos explorar. Pero creo que estamos todavía algo lejos de poder ofrecer una experiencia al máximo en este sentido. La escala de los datos que tienen que ver con ello y los problemas de latencia que se relacionan con eso hacen que, por ahora, la forma más fácil para el consumidor de cara a hacerse con los productos sea el modo físico. Dicho esto, sin embargo, estamos empezando a ver algo de crecimiento en el número o en la proporción de nuestros consumidores que buscan acceder a sus contenidos mediante descarga, pero creo que sigue siendo una cantidad bastante pequeña”.