En los últimos tiempos una extraordinaria forma de conocer los planes futuros de los diferentes estudios es el de seguir con atención los dominios web que registran. Es el caso de Square Enix, de cuyos proyectos a menudo hemos podido saber a través de este tipo de políticas.

La última de ellas ha sido la de registrar Final Fantasy XIII-2, al más puro estilo de Final Fantasy X y su interesante aunque polémico Final Fantasy X-2, cuyas dos versiones aparecieron en PlayStation 2.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.