Un trabajador de Valve, Mike Ambinder, ha declarado en el medio Gamasutra que su estudio está muy interesado en “potenciar la tecnología del eyetracker, y dar a los usuarios la capacidad de convertir sus ojos en un controlador.”

Con este método puedes tomar completamente el control de un juego dejando las manos libres, y sin necesidad de usar todo el cuerpo como ocurre con los sistemas de control por movimientos como Kinect. “Puede ser posible en un futuro dejar a los ojos actuar como el cursor de un ratón”, continúa Ambinder, quien además destaca la posibilidad de que el controlador tradicional (o el teclado y ratón) “podría desaparecer perfectamente”.

“Llegará el momento en el que el usuario controle los movimientos de su personaje con la mirada, llegando al extremo de convertir opciones como la rápida pulsación de botones en rápidos parpadeos”, concluye este empleado de Valve.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.