En los últimos meses la comunidad de modders seguía con interés el desarrollo de World of Starcraft, un trabajo recreado por aficionados en el que se trataba de unir el concepto World of Warcraft con la imaginería propia de StarCraft II.

No obstante Blizzard, que tradicionalmente es un estudio muy tolerante con este tipo de contenidos realizados por aficionados, sin embargo considera que éste infringe los derechos de copyright de sus videojuegos, y está comenzando un movimiento legal para tratar de acabar con el mod.

El responsable del mod no ha tardado en responder: “Habiendo creado herramientas que nos permiten hacer cualquier cosa con nuestros sets. Nos habiamos animado a usarlas para ver de qué somos capaces… ¿No lo habían visto venir?”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.